LOS CUCHILLOS SHUN

Seguramente ha oído o visto estos cuchillos tan especiales, la marca japonesa Kai, entre su gama de cuchillos, tiene este clásico llamado Shun.

El motivo de su buena fama es la extrema calidad de su acero y a su bello acabado.

Vamos a introducirlos en el mundo del cuchillo Shun, empezamos por su fabricante Kai, esta empresa de 100 años de antigüedad se distingue por hacer sus cuchillos inspirados en las Katanas de los Samurais, sita en la cuidad de Seki, la cual es famosa por la fabricación de espadas, al menos con 700 años de tradición en su manufactura.

Kai tiene, en verdad, un prestigio de culto en su país, que ya se extiende por Europa y EEUU. Sus cuchillos tiene ese aire de calidad indiscutible, basado en la forja de las antiguas Katanas y avanzando cada día en nuevas tecnologías, junto con una estética oriental y elegante, nos presentan cuchillos para cada uso, la elección adecuada de él para cocinar es esencial.

Vamos a explicar de qué está hecho un Shun, su acero es Damasquinado, muy apreciado por los cocineros, el acero Damasco es una forja manual de 32 capas de acero, con cada capa se forman las ondulaciones características de este tipo de acero. La capa interior es de acero V-Gold-10 que es durísimo, con aleación de cobalto, carbono y molibdeno Vanadio lo que lo convierte en un cuchillo afilado en extremo, y con el toque final del afilado manual por manos expertas.

Cada Shun es singular por todas estas razones, cada “agua” del damasquinado es diferente y su cuchillo único, no hay dos igual.

Tanto su tapa trasera, como la virola forjada son de acero inoxidable y su mango es de madera fina de Pakka negra, con esa forma característica Japonesa de “castaña”, que se ajusta naturalmente a su mano.

Esta serie tiene hojas con la forma tradicional Japonesa, pero sobretodo con las formas Occidentales y Europeas, como la inclusión de los alveolos, estos forman al cortar bolsitas de aire entre el filo y el producto, con lo cual se reduce al mínimo la fricción y la adherencia, se rompe menos el alimento y se separa del cuchillo con facilidad.

Tiene formas y usos para pelar verduras, tomates, cuchillos de chef o cocinero, para filetear, deshuesar, para cortar pan con un dentado especial que reduce al mínimo las migas y por supuesto las formas orientales, el Santoku: sería su cuchillo universal, como nuestro Chef, corta carne, verdura y pescado, de hecho Santoku significa tres usos.

El Nakiri: el preferido para cortar verduras, pero cuidado, nosotros por su forma nos recuerda a una hacha de picar hueso, pero no lo es, el Nakiri es para verdura.

El Shun es un instrumento artesano, con un filo agudo y de gran belleza en sus formas, es perfecto para Chefs y cocineros sibaritas del hogar, que buscan una joya, su cuchillo ideal.

Por último unos consejos para su cuidado. Lavar a mano después de su uso y secar con un paño suave, desde la parte trasera hasta el filo, no lo ponga en el lavavajillas pues podría dañar su filo y mango, pues al ser de madera natural, con calor y agua podría agrietarse, y como siempre no corte sobre superficies duras, si no sobre una tabla de madera o sintética.

Al guardarlo, que el corte no entre en contacto con objetos metálicos, evitará dañar el filo. Recuerde que tiene entre sus manos una pieza única, que durará años, siguiendo estas recomendaciones.

Deja un comentario